Maragall acusa al Gobierno de CiU de tolerar excesos urbanísticos en Baqueira-Beret

En concreto el proyecto de la estación de esquí de Baqueira-Beret de construir una gran urbanización en la cota 1.500 del valle de Ruda, a pie de las primeras pistas.
A juicio de Maragall, esta acción urbanística ‘puede acabar con buena parte del atractivo del valle y también con buena parte de la competitividad del comercio y de toda la zona’.

Durante la sesión de control al Gobierno catalán celebrada en el Parlament, Maragall preguntó al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, cuál será la actuación del Ejecutivo ante un proyecto que, en su opinión, ‘puede hipotecar el medio ambiente y el futuro económico’ de la zona. El líder socialista acusó al Gobierno catalán de no haber esperado a la tramitación de un plan especial -Plan Territorial Parcial del Alto Pirineo y Aran- ‘antes de ubicar una nueva urbanización en la zona de acceso a la estación de Baqueira-Beret’, actuación que calificó de ‘inexplicable’. ‘Parece que ustedes quieran pasar el rastrillo en términos urbanísticos’, apostilló Maragall.

Actividad hotelera

En su respuesta, Pujol argumentó que el plan urbanístico evita construir en el Pla de Beret y en Orri, y manifestó que la rebaja de 400.000 metros cuadrados previstos inicialmente a 65.000 metros cuadrados, acordada con el Consell General d’Aran, ‘consolida la zona urbanística de Baqueira, pero salvando el resto de la montaña’. El presidente defendió que el 40% de la nueva edificación debe ser para actividad hotelera, lo cual es importante ‘para el desarrollo económico’. Pujol se mostró convencido de que ‘se ha hecho una acción de contención de lo que hubiera podido ser una evolución negativa’ y afirmó que la nueva oferta consolida ‘la base de la riqueza de la Val d’Aran’.

El último proyecto presentado por Baqueira-Beret ha sido aprobado por la Comisión Provincial de Urbanismo de Lleida, aunque deberá ser ratificado por el Departamento de Política Territorial de la Generalitat (véase EL PAÍS del pasado lunes). Según el proyecto, se creará una gran área hotelera y residencial de 65.000 metros cuadrados a pie de la estación invernal, en unos terrenos que estaban catalogados como zona verde y deportiva. En esta zona de la cota 1.500 del valle de Ruda se prevé construir 500 apartamentos y un gran edificio de 40 metros de altura y 400 de longitud que albergará tres hoteles adosados con hasta 400 habitaciones. Esta operación urbanística ha levantado ampollas entre organizaciones ecologistas y en sectores de la sociedad aranesa, que ve en la nueva oferta un peligro para el tejido económico de otras zonas de la Val d’Aran y sobre todo de su capital, Vielha.

Leyendo comentarios Facebook...
Loading Disqus Comments ...

You must fill in your Livefyre SiteID in the Comments Evolved plugin options.

No Trackbacks.