UA expresa su malestar por las restricciones en los consultorios médicos locales

El grupo denuncia un desmantelamiento de la sanidad pública aranesa

El grupo de Unitat d’Aran en el Conselh Generau hace público su malestar por las restricciones anunciadas por el Servicio Aranés de Bienestar y Salud (SABS) en los horarios de atención de los dispensarios médicos locales. A partir de hoy y hasta octubre, este servicio se verá afectado por los recortes que el gobierno aranés está aplicando a la sanidad aranesa.

El portavoz Paco Boya ha denunciado esta situación, ya que la sanidad pública perderá este año más de 1,7 millones de euros de financiación. Según Boya, “el Conselh no ha sabido negociar un mantenimiento o mejora de la financiación, ni tampoco está priorizando este servicio esencial para la vida de los pueblos y los ciudadanos al no cubrir las vacaciones de sus facultativos”.

Por eso, UA critica este “desmantelamiento” de la sanidad pública aranesa en los municipios araneses, que hasta octubre se verán afectados por este llamado “plan de contingencia”, un eufemismo del duro recorte sufrido por la sanidad en el Valle de Aran.

Leyendo comentarios Facebook...
Loading Disqus Comments ...

You must fill in your Livefyre SiteID in the Comments Evolved plugin options.

No Trackbacks.